Huawei apuesta por la eficiencia con su nuevo chip Kirin 930 para la gama alta

La firma china Huawei sigue trabajando para crecer también en el negocio de los chipsets para dispositivos móviles. En 2015, su solución estrella será el Kirin 930, SoC que veremos en los próximos topes de gama de la compañía, como por ejemplo, casi con toda probabilidad, en el Huawei P8, que será presentado el próximo 15 de abril. De hecho, es el que incorpora la Huawei Mediapad X2 que presentaban en el pasado MWC 2015, que se espera sea puesta ala venta también el mes que viene.

Del Huawei Kirin 930 ya se ha hablado alguna que otra vez, y en principio, se pensaba que era un chip de 8 núcleos con arquitectura de 64 bits, y proceso de manufactura de 16 nanómetros. Respecto a esos núcleos,todo apuntaba a que se trataba de una combinación de 4 ARM Cortex-A57 y otros 4 ARM Cortex-A53, que ya vemos por ejemplo en el Qualcomm Snapdragon 810 del HTC One M9, o en el Exynos 7 Octa 7420 de los Samsung Galaxy S6. Sin embargo, las últimas noticias, de las que se ha hecho eco Phone Arena, contradicen esta información.

Los 8 núcleos de la CPU del Kirin 930 son Cortex-A53, pero con una pequeña modificación por parte de Huawei en cuatro de ellos. Así, estamos hablando de núcleos Cortex-A53e, una versión un tanto mejorada que les permitiría alcanzar la frecuencia de los 2 GHz –normalmente estos núcleos no superan los 1,2 o 1,5 GHz–, manteniendo además un consumo energético mucho menor al de los ARM Cortex-A57, que también se sitúa en torno a esas frecuencias de 2 GHz.

Tabla comparativa de potencia y consumo energético entre ARM Cortex-A53, A57 y A72

Se calcula que los ARM Cortex-A57 son un 56% más rápidos que los ARM Cortex-A53 estándar, pero a cambio, puede llegar a consumir hasta un 256% más de electricidad en el mismo tiempo, lo que evidentemente se traduce en un descenso del nivel de batería mucho más rápido, y temperaturas más altas en los dispositivos. Con el aumento de frecuencia, se supone que se acercarían un poco más a la potencia total de los Cortex-A57 y eso, unido al menor consumo, convierte al Kirin 930 en un sistema más eficiente y equilibrado de lo que lo son sus rivales.

Así, queda claro que Huawei tiene como prioridad ser fuerte en el apartado energético, aunque tampoco pretende quedarse demasiado rezagado en términos de potencia. Tendremos que esperar para ver cómo rinden esos nuevos Cortex-A53e respecto a los ARM Cortex-A57, pero si la pérdida de potencia no es muy importante, y a su vez se consigue un consumo mucho más comedido, sería una estrategia muy acertada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s